6 de 7

Por José Luis Marín Weil

Mi sobrina Victorita me preguntaba hace un par de días muy seriamente y con mucho interés “tú cómo haces para meterte dentro de la televisión de mi casa”. Y francamente  no pude evitar reírme ante la ocurrencia de la pregunta y su justificada curiosidad que hace que a sus cinco años aparezca un tío suyo en televisión mientras cena en casa.

En cierto modo me pilló por sorpresa, porque incluso a mí mismo me cuesta un poco asumir que cuando menos lo esperaba he acabado volviendo a hacer televisión.

Esta noche será la sexta semana que nos asomaremos a las casas de los jiennenses para abrir una ventana a la tauromaquia local. Nuestra tauromaquia más cercana. Aquella que a veces parece invisible pero que sin embargo existe, y que sorprendentemente está experimentando una explosión activa en mitad de este tiempo pandémico que vivimos.

Y mentiría si no reconozco que me siento feliz. Hay muchos motivos para ello. Bastante gente me afirma que era necesario un espacio así, y esto se traduce en que estamos cumpliendo con el deseo de muchas personas. Y todo ello supliendo una carencia que casi siempre existe y seguirá persistiendo en los medios de comunicación: hablar de toros y de lo que pasa en los ruedos.

El trabajo de muchos hace posible que cada semana esto salga adelante. Y la confianza firme en el proyecto por parte de su director y todos cuantos integran la casa, yo la tengo que agradecer porque es absoluta desde el minuto uno.

A la vuelta de poco más de un mes la cámara de 7TV ya se ha hecho presente en el campo bravo y algunas plazas de la provincia. Varios toreros jiennenses han sido protagonistas por méritos propios. Hay muchas cosas buenas que están por llegar y las iremos mostrando mientras las circunstancias nos sigan permitiendo hacer malabares en mitad de esta crisis sanitaria que todo lo limita  y restringe.

Jaén Taurino cumple hoy 6 programas 6 en su salto a la pantalla de la mano de 7TV Jaén. A mis días le faltan horas, pero no me voy a quejar por ello ya que es algo que he decidido yo. Sostengo la teoría que la felicidad si se busca, se encuentra. Y en ese camino andamos. Sigamos caminando.

Por Jaén, por la fiesta de los toros  y porque es cierto aquello que a veces los sueños se cumplen.