Los valores del toreo aplicados a la empresa

 

Eduardo Dávila Miura protagonizó una nueva jornada de la amplia programación cultural taurina de la empresa Tauroemoción. 

 

El torero sevillano volvía a Jaén, una tierra a la que se siente profundamente vinculado en lo personal y en lo profesional ya que aquí se asienta la ganadería de su tío Sancho Dávila, persona fundamental en su carrera taurina, además de sus numerosas actuaciones en toda la provincia.

 

Dávila Miura hizo un recorrido a través de su paso por los ruedos señalando que la vida del torero le ha hecho vivir experiencias que son trasladables a la vida personal e incluso profesional.

 

Trazó un paralelismo entre los momentos que rodean a la vida del torero con la de aquellos profesionales que desarrollan su vida en el ámbito profesional: el miedo, el fracaso, la vocación, el compromiso o la pasión. 

 

Su participación en este ciclo gustó especialmente por lo inusual de ver a un matador de toros hablar en público con un mensaje tan innovador y con unas dotes para la comunicación tan contundentes.