XX Aniversario de la Escuela de Jaén

La Escuela Cultural de Tauromaquia de Jaén puso el broche a la Feria de San Lucas con un tentadero público en la Plaza de Toros de Jaén el pasado sábado.

Anunciado al margen de los festejos mayores de la Feria, con este tentadero se quiso conmemorar el XX Aniversario de la Escuela de Jaén.

En torno a mil quinientas personas se dieron cita en el Coso de La Alameda para ver la tienta de cinco becerras a cargo del matador de toros Curro Martínez, actual director artístico de la Escuela, que volvía a torear en público desde su retirada de los ruedos. Junto a él, tres alumnos muy aventajados que han firmado una importante temporada como novilleros sin caballos y becerristas, logrando diversos éxitos en las competiciones de escuelas taurinas como son Juan Melchor, Fernández Ríos y Joaquín Carrillo “El Nete”.

El tentadero tuvo como prólogo dos momentos de gran emotividad. Por un lado el minuto de silencio que se guardó en memoria del banderillero jiennense Pedro Muñoz “Periquillo”, recientemente fallecido. Por otro, los reconocimientos ofrecidos a la Sociedad Propietaria de la Plaza de Toros de Jaén, al veterinario y secretario de la Escuela durante dieciocho años, D.Manuel Díaz Meco y al matador de toros Curro Martínez.

Las becerras tentadas correspondían al hierro de la ganadería de D. Sancho Dávila, que a excepción de la primera -la de mayor dificultad- destacaron por la calidad de sus embestidas y su bravura, permitiendo a cada uno de los alumnos que se encargaron de tentarla disfrutar en la cara de las becerras y demostrar su evolución técnica y artística. Fueron picadas por el picador Andrés Nieto.

Al término de cada becerra, a modo de tapia, fueron saliendo diferentes alumnos de la Escuela. Algunos con más técnica y oficio, otros en cambio recién incorporados a la Escuela e iniciándose en el aprendizaje.

Como colofón, una becerra para los más pequeños de la Escuela, acorde a su estatura y capacidad, idónea para ellos. En esta becerra hubo alumnos de la Escuela que dejaron literalmente boquiabiertos a los aficionados por su nivel técnico y artístico, demostrando que la Escuela de Jaén tiene cantera para el futuro.

El tentadero contó con los comentarios a través de megafonía del matador de toros Lázaro Carmona, los profesores de la Escuela Antonio Sutil y Joselito Rus, y el mayoral de la ganadería Juan Antonio Mercado.

Foto: Verónica Ruiz