La Escuela de Jaén ante su gran cita

La Escuela Cultural de Tauromaquia de Jaén ha vuelto a programar una novillada en clase práctica. Con esta son ya cuatro las ocasiones en que la Escuela de Jaén se echa adelante y organiza un festejo para que sus alumnos demuestren su progresión y avances desde que Joselito Rus se hiciera con las riendas de la misma.
Se da la circunstancia que el festejo coincide con las fiestas de la Virgen de la Capilla, que desde hace siete largos años no habían vuelto a contar con programación taurina.Pero esta vez la Escuela ha querido ir un poco más allá y ha puesto en marcha una jornada intensa, extensa y muy atractiva.Por la mañana los más pequeños podrán disfrutar de un encierro con los carretones de embestir y entrenar partiendo de la Alameda Adolfo Suárez para acabar en el ruedo de la Plaza de Toros de Jaén.
Posteriormente el diestro Curro Díaz ofrecerá una clase magistral de toreo de salón acompañado por los alumnos de la Escuela.
Y por la tarde, cinco novillos de la ganadería de Moragón, cuyas reses pastan en el término de Jimena, en plena Sierra Mágina.
El alumno de la Escuela Taurina de Motril Cristian Guerrero compartirá cartel con los alumnos de la escuela jiennense. Así pues harán el paseíllo Odei “Ruiz de Jimena”, el pegalajeño Antonio Luis Fernández Ríos, y los jiennense se Gonzalo De Miguel, que debuta en público y Joaquín Carrillo “El Nete” continuador de la popular saga de toreros del barrio de La Magdalena, que alcanza con él la tercera generación.
Posteriormente se tentarán dos becerras para el resto de alumnos de la Escuela, que ronda la treintena de inscritos.
Mucho mérito, una vez más, tiene esta Escuela que se mantiene gracias a su autofinanciación y que de nuevo logra sacar adelante una clase práctica gracias al esfuerzo de su directiva, la implicación de las familias de sus alumnos y las ayudas de las empresas privadas que colaboran con sus proyectos.
El éxito les ha precedido en anteriores ediciones,llegando la Plaza de Toros de Jaén en alguna ocasión a registrar una entrada superior a las 8.000 personas gracias al poder de convocatoria de la Escuela.