Conozcan su historia

Por José Luis Marín Weil 

Desde que recuerdo, el Real Jaén bordea su desaparición. Lleva más de veinte años sobreviviendo, forzando situaciones límite y milagrosamente consigue salir adelante. Los últimos años nos han dejado a los jiennenses un cúmulo de episodios funestos y momentos bochornosos como una trifulca barriobajera en el salón de plenos del Ayuntamiento que preferible es no recordarla.

Que seamos la única provincia andaluza que no ha tenido a su equipo en Primera División en los últimos quince años…no es una casualidad. El desastre al que hemos llegado este año – caernos a la Tercera División- es casi un fiel reflejo de la propia situación de la capital, que lejos de avanzar ha sufrido un tremendo retroceso económico y social que salta a la vista.

Tras la lenta agonía que ha venido sufriendo el casi centenario Club desde febrero en adelante,donde he visto a amigos míos pasarlo verdaderamente mal porque para ellos el Real Jaén lo es prácticamente todo, Tomás Membrado se hizo con el Club y desde entonces el Real Jaén viene intentando reconvertirse y comenzar un nuevo proyecto.

“Todos sumamos” El lema para la nueva campaña de abonados. Visto lo visto no lo parece. Tremendo patinazo ha pegado el Real Jaén a consta de borrar un tweet por tal de contentar a quienes por Twitter protestan bajo el anonimato contra la fiesta de los toros (por cierto, aquellos mismos que pidieron el boicot a Jaén Taurino en Onda Jaén Radio hace cinco años). Y un tweet cobardemente borrado a tiempo sin dar explicaciones, deja al descubierto los complejos de quienes están al frente de un club del que son socios no pocos aficionados a los toros.

El desaire que le han hecho a Joselito Rus es de campeonato. Deben hacérselo mirar. Seguramente él sentirá el escudo y el color blanco más auténticamente que muchos de esos políticos a los que no les ha faltado su respectiva foto, carnet en mano, subida a Twitter. Y doy por hecho, que él posee verdaderos valores de los que debe impregnarse el Real Jaén actual si aspira a crecer y ser grande. No tienen más que subir de La Victoria a La Alameda y presenciar in situ un entrenamiento de la Escuela Taurina que él precisamente dirige.

Si pretenden un Real Jaén donde todos caben, demuéstrenlo. Y repasen su historia para conocerla y sólo así entenderán porque un capote de paseo que perteneció a Juan Tirado lleva bordado el escudo del Real Jaén y desde antiguo las directivas han presumido de él, a conveniencia, tanto en sedes anteriores, como en La Victoria o incluso en la caseta que tenía el Club en la Feria de San Lucas.

Seguramente no saben que allá por el año 2000 cuando el Real Jaén llegó durante una o dos jornadas a liderar la Segunda División tras ganar incluso al Atlético de Madrid en casa en el viejo estadio de La Victoria, hubo un matador de toros que entrenó por la mañana con aquel Jaén que entrenaba Braojos,vestido como un jugador más, mientras su cuadrilla sorteaba los toros que lidiaría por la tarde en la Feria de San Lucas. Junto a Rueda, Chumilla, Pascual y tantos otros…entrenó en La Victoria Dávila Miura.

Tampoco sabrán, imagino, que el cartel de la alternativa de Enrique Vera en la antigua Plaza de Toros de Jaén anunciaba un partido Del Real Jaén contra la U.D Las Palmas a principios de los cincuenta.

Se sorprenderían, seguro, si supieran que antes que ustedes llegasen a donde hoy están hubo hasta dos presidentes que antes de llegar a presidir el Real Jaén vistieron modestamente de luces y mínimamente hicieron el paseíllo en un puñado de ocasiones:José Luis López Carmona y Juan Bautista Castellano. E incluso un consejero reciente, mi amigo Pedro Jurado, debutó como becerrista en Osuna a finales de los noventa.

Y no se trata de una excepción. Por todos es conocido que Ignacio Sánchez Mejías fue Presidente Del Real Betis Balompié. O que un banderillero -lo que es Joselito Rus- llevó al Cádiz C.F a Primera División y lo mantuvo hasta nueve temporadas seguidas, trayéndose desde El Salvador a Mágico González para acabar convirtiéndolo en el ídolo cadista. Aquel antiguo banderillero fue Manuel Yrigoyen, y sus nietos Miguel, Álvaro y Carlos son jiennenses de pura cepa.

Pero no acaba ahí la cosa. Ganaderos y presidentes del Sevilla fueron el inolvidable Gabriel Rojas y José María González de Caldas. Ganadero de bravo fue Jesùs Gil y lo es actualmente el anterior Presidente de la Real Sociedad, Luis Uranga. Y de nuestro campo bravo fueron ganaderos en su día José Luis Martín Berrocal, que presidió el Recreativo de Huelva y más tarde compró el Logroñés o más recientemente Joaquín Morales, quien alternó la presidencia del Xérez Deportivo a la par que daba forma a su ganadería de “Torrehandilla” en Vilches.

Ramón Calderón ha sido empresario de la Ventas y hasta el escritor, crítico taurino y académico José María Cossío fue Presidente del Rácing de Santander.

Juzguen, pues, ustedes mismos si el mundo del toro es posible junto al del fútbol. Recapaciten y piensen si merece la pena que el nombre del, casi centenario, Real Jaén esté en boca de mucha gente del toro en estos momentos…por chuflones.