Cuando Rafael de Paula debutó en Jaén

Para algunos toreros su paso por la Plaza de Toros de Jaén ha brillado por su ausencia. Los hay como José Tomás o José María Manzanares hijo que nunca la han pisado de luces. Otros pese a estar anunciados en ella no han llegado a debutar en el Coso de La Alameda en último momento por una suspensión. Así le sucedió por ejemplo a Eugenio de Mora, José Pacheco “El Califa” o Serafín Marín, víctimas de esas lluvias tan frecuentes en Jaén cuando se anuncian toros por San Lucas.

 Pero hay otros casos de toreros que han pasado aquí casi de puntillas. Mínimamente alguna vez. De entre todos ellos, el caso de Rafael de Paula resulta verdaderamente curioso.

Hace ahora veinte años hizo el paseíllo en la Plaza de Toros de Jaén Rafael de Paula. Y lo hacía desmonterado al cabo de treinta y siete años de alternativa a sus espaldas, que se dice bien pronto, siendo el torero de mayor edad hasta la fecha en presentarse en la plaza jiennense.

Su paseíllo en Jaén tuvo lugar con motivo de las fiestas de la Virgen de la Capilla de 1997. Por entonces, Paco Dorado – que aquel año apoderaba a Paula – era el empresario del Coso de La Alameda y tiró la casa por la ventana aquella temporada  anunciando para la feria chica de Jaén ni más ni menos que cuatro novilladas sin picadores, una corrida de toros y una corrida de rejones. ¡Seis festejos en junio!

Rafael de Paula se presentó en la capital el sábado 7 de junio compartiendo cartel con Miguel Baez “Litri” y Jesús Janeiro “ Jesulín de Ubrique” ante toros de la Viuda de Diego Garrido. El resultado para el jerezano no pudo ser peor, pues mientras sus dos compañeros salieron a hombros aquella tarde, el veterano diestro escuchó sendas broncas en el lote que le correspondió en suerte, siendo los toros “Airoso-17” y “Capuchino- 38” los dos únicos toros que ha toreado en Jaén.

Cabe destacar que un par de días de antes de su actuación en Jaén, Rafael de Paula tuvo una importante actuación en Aranjuez, y un par de semanas después cortó dos orejas en la famosa “Noche de Puerto Banús” compartiendo terna con Curro Romero y José María Manzanares en una corrida inolvidable. En Jaén, la afición no tuvo esa suerte.