18 años de la cubierta

Diseño virtual de la cubierta. Revista Aplausos

Se cumplen hoy 18 años de la inauguración de la cubierta que tuvo en su día la Plaza de Toros de Jaén. Llamada a ser la salvadora de la Fiesta de los toros en la ciudad. Un proyecto ilusionante que abriría un tiempo de esperanza de poder garantizar la celebración de espectáculos taurinos con todas las garantías posibles, habida cuenta que Jaén al celebrar su Feria de San Lucas en otoño siendo la última del año en muchísimas ocasiones sufría las inclemencias del tiempo que hacían peligrar la celebración de festejos, cuando no directamente imposibilitarlos.

Eran aquellos unos días en que la sociedad de Jaén se había echado a la calle para luchar y reivindicar, como nunca hasta entonces lo había hecho, ante la reforma de la O.C.M del aceite de oliva.

El 28 de febrero de 1998 la Plaza de Toros de Jaén estrenaba su cubierta móvil y se convertía en la primera plaza de toros cubierta de toda Andalucía. La cubierta era textil -similar a la de la Plaza de Zaragoza- reforzada con poliéster, contaba con cables de alta tenacidad de acero galvanizado, una zona móvil guiada por cuatro motores y soportes de duraliminio. La cubierta era traslúcida sobre el tendido, protegiendo a los espectadores y su comodidad, mientras que sobre el espacio que abarcaba el ruedo era pleglable y podría abrirse o cerrarse.

La obra fue costeada por la sociedad propietaria, y el empresario aquella temporada era el “Comandante” Paco Dorado.

Con una entrada muy importante en los tendidos, se lidió una corrida de la ganadería de Teófilo Segura para los diestros Enrique Ponce, Jesús Janeiro “Jesulín de Ubrique” y el matador de toros de Jaén capital Juan Carlos García. Salieron a hombros Ponce y Juan Carlos Gacía, firmando una actuación muy notable “Jesulín de Ubrique”, que perdió trofeos por fallar en la suerte suprema. La cadena autonómica Canal Sur Televisión retransmitió la corrida de toros – con cierto retraso respecto a la hora prevista- coincidiendo además con la celebración del Día de Andalucía.

Extracto del cartel del festejo de la inauguración

Poco después de la inauguración, se celebraba la tradicional corrida de toros del domingo de ramos anunciando en el cartel a Paco Ojeda – como rejoneador- junto a Manuel Díaz “El Cordobés”, Pepín Líria y el jienense Juan Carlos García. Durante el transcurso de la corrida comenzó a llover en el exterior pero el agua acabó “colándose” en la plaza formando charcos en diferentes espacios del ruedo.

La cubierta sale volando

Por dos veces los elementos téxtiles de la cubierta no fueron capaces de resistir la dureza de los rigores de la climatología de Jaén, donde el viento es capaz de soplar con enorme contundencia.

Parte de la cubierta quedó desgarrada y hecha jirones, llegando incluso a aparecer restos de la misma esparcidos a lo largo de los aledaños del Coso de La Alameda. Primero en abril de 1998 y posteriormente en enero de 1999.

Se da la circunstancia que idéntica situación se vivió en el Auditorio de La Alameda, situado en el mismo entorno de la Plaza de Toros. Fue cubierto, con material similar, e igualmente también salió volando su estructura.

En ambos casos, los perjuicios económicos fueron muy elevados.

Destrozo de la cubierta. Foto de Rafael Gonzalez Zubieta

Nuevo proyecto

En enero de 2006 la sociedad propietaria presentaba el nuevo proyecto de cubierta, que replanteaba una nueva estructura diferente a la anterior y que sería similar al de la Plaza de Toros “Illumbe” de San Sebastián de manos de la empresa Lanik, Un sistema denominado “párpado”que cubriría los tendidos y permitiría en pocos minutos cubrir la totalidad del coso.

El proyecto era ambicioso porque además contemplaba al mismo tiempo la construcción de una residencia de mayores que se ubicaría sobre los corrales de la plaza. Tendría un coste total de 4.800.000 Euros.

Posteriormente en 2009 nuevamente en declaraciones a la prensa el Consejero Delegado de la Sociedad Propietaria, Francisco Gutiérrez Colmenero informaba que en breve comenzarían las obras definitivas para la instalación de la cubierta después de haber haber resultado imposible por diversas circunstancias que lo habían retrasado, como por ejemplo el impacto visual que la cubierta produce en el entorno en que se encuentra, protegido, y que condiciona mucho precisamente a la Plaza de Toros de Jaén.

Han pasado los años, y por el momento la Plaza de Toros de Jaén no ha podido volver a cubrirse, habiéndose suspendido varios festejos debido las condiciones meteorológicas e igualmente, muchos que se han celebrado bajo la lluvia.

Presentación del nuevo proyecto. Fotografía de Diario Jaén

Archivo: José Luis Marín Weil / Javier Ratia