Álvaro Montes, el Centauro de Jaén
Mal de ojo o algo por el estilo

Desde septiembre a esta parte parece ser que a Álvaro Montes le han echado un mal de ojo o sucedáneo porque sorprende y a la vez acojona que primero se quedara fuera de la Feria de San Lucas,posteriormente tuviera un accidente como un demonio camino de Sevilla muy cerquita de Lopera y ahora para terminar el año los camiones de la cantera de su padre Pepe Montes hayan salido ardiendo.
No estoy en Jaén en estos días así que no he tenido acceso a los medios e información de la ciudad, es más, me estoy conectandoa internet cuando me resulta posible:esto es, gorroneando el ordenador que alguien me pueda dejar.No obstante ayer leí la noticia en e ABC, de manos de Antonio Agudo,buen profesional de Cope Jaén y corresponsal del citado diario.
La empresa del padre de Álvaro,”Hormigones Montes” ha sido la gran perjudicada pues se ha calcinadola mayoría de la flota de camiones con que cuenta.Igualmente también han salido ardiendo parte de la nutrición de los equinos,que por cierto afortunadamente no corrido peligro y por eso no se ha repetido de nuevo la tragedia de los Domecq.