El Miura que pesó casi 700 kilos

Tenemos que remontarnos al 22 de octubre de 1995 para encontrar la última fecha que la legendaria ganadería de Miura lidió toros en Jaén. Se cumplen ahora veinticinco años de aquella corrida que lidiaron José Pedro Prados “El Fundi”, el navarro Sergio Sánchez y el malagueño Ricardo Ortiz.

Una corrida que despertó mucha expectación desde el mismo momento en que se anunció ya que el hierro de Miura por sí sólo es todo un reclamo. A ello se añadía que la terna actuante estaba formada por tres matadores de toros que banderilleaban.

La corrida, según recoge la crónica de Aplausos firmada por Luis Ortega fue muy entretenida de principio a fin. “El Fundi” y Ricardo Ortiz salieron a hombros, y Sergio Sánchez que cortó una oreja en el primero, causó gran sensación al poner banderillas al quiebro en una silla, siendo hasta el día de hoy el único matador de toros que ha hecho eso en el ruedo jiennense.

En este festejo sucedió algo que todavía algunos aficionados recuerdan hoy día. Cuando la Feria iba terminando y tan sólo quedaba un toro por lidiar, el último, el empleado de la plaza encargado de mostrar la tablilla con los datos del toro salió al tercio y conforme mostró la misma comenzó a oírse un rumor que rápidamente subió de aumento en los tendidos. La tablilla anunciaba que el sexto toro de la tarde pesaba 695 kilos.

Y efectivamente, al ruedo el Coso de La Alameda saltó un toro de Miura de un volumen descomunal, definido en la crónica de Aplausos como “un tren” que fue muy complicado y lleno de peligro. Con él Ricardo Ortiz se las entendió en una lidia vibrante, consiguiendo cortarle las dos orejas tras un estoconazo.

Desde entonces Miura no ha vuelto a lidiar en Jaén.  Ni tampoco se ha vuelto a lidiar un toro gran grande como lo fue aquel toro de Miura.

 

Foto: Arjona/ Revista Aplausos