¡¡Plaza de Toros para Ceuta YA !!
Hace pocas fechas tuve la suerte de estar allí y reencontrarme con mi gente.Lo habitual y lo normal es que vaya para allá únicamente en navidades,pero el otro día no pude resistir la tentación y con el consentimiento de ella me embarqué en la aventura solitaria de por primera vez en mi vida cruzar el estrecho sin otro acompañamiento que el que me podía dar a mí mismo.Así fue que arribé al Puerto de Ceuta con la ilusión de pasar unas horas con mis abuelos,mis tios y mis primos.No me arrepiento en absoluto porque sé que mereció la pena dejar por unas horas Algeciras para pasar un buen rato con mi primo de dos años,al que yo le saco veinte años y al que veo muy poco en todo el año.
Sucede que Ceuta es mi segunda tierra,la tierra de mi familia materna y una ciudad a la que quiero y añoro muy profundamente.Por eso cada vez que las cámaras de los telediarios enfocan esta ciudad para sacar por la tele la otra cara me agarro una pena y un coraje tremendo.Es mucho más que todo eso.Sin ir más lejos pasear por la Calle Real o la Gran Vía es una experiencia que aconsejo a muchos pues tendrán la sensación de una convivencia armoniosa donde todas las religiones y razas se dan la mano en un mismo camino.
Y en estos días Ceuta vive su Feria y Fiestas en honor a la Patrona, la Virgen de África, imagen que me acompaña en el pecho junto a las medallas de La Virgen de la Cabeza y El Abuelo de Jaén.Una Feria que tiene mucho de influencia andaluza pues no hay que olvidar que Ceuta dista de Andalucía poco más de doce o trece kilómetros.Y para reafirmar la conexión evidente entre Ceuta y Andalucía ahí queda ni más ni menos que Manuel Chaves el cual no se saben aquellos que me leen que por muy Presidente de la Junta de Andalucía que lleva siendo desde que la mili se hacía con lanza,este hombre es ante todo y pese a todo caballa, o lo que es lo mismo ceutí si bien se empeña en marear la perdiz a la hora de decir de no es oriundo que si campogibraltareño,que si sevillano.
Pero por muchas reminiscencias andaluzas que pueda tener su Feria,una Feria sin toros no es una Feria de relumbrón.Ahí es donde yo quería llegar:la ausencia de espectáculos taurinos en Ceuta.
El último festejo mayor celebrado en Ceuta,y entiéndase por festejo mayor una corrida de toros tuvo lugar en abril o mayo de 1995 con reses de Núñez del Cuvillo en una tarde en que hicieron el paseíllo Miguel Baéz “Litri”, Jesulín de Ubrique y el chiclanero Cristo González.Por entonces Jesulín andaba sumergido en su apogeo mediático y excéntrico que le hizo llegar a vestirse de canario y plata a la vez que torear a plaza llena con mujeres solamente y protagonizar mil y un monográficos en que se hizo famosisímo su tigre Curro,al que todos conocimos por “Curripipi”.En aquella ocasión la portátil se llenó.La aparición de un joven caballa con aspiraciones taurinos hizo que la ciudad comenzara a respirar algo de ambiente y durante casi dos años una plaza portátil formara parte del paisaje de La Marina.Se anunció una novillada sin caballos en que con reses de Cayetano Múñoz (la misma de la tragedia de Julio Robles) alternarían un desconocido torero de Utrera que respondía al nombre de Luis Vilches y el hermanísimo del mediático Jesulín,Victor Janeiro que por entonces se iniciaba en la profesión.La expectación de aquella terna se centraba en ver a Quino Lara “Larita” hacer el paseíllo en la plaza de su ciudad.
Este torero era a su vez hijo de otro caballa que en su día se vistió de luces y de una familia de Ceuta apasionada por la Fiesta:los Lara en la calle, “Larita” en los carteles.Toreó en dos o tres ocasiones allí,de las cuales yo sigo teniendo los carteles.Aquello sirvió para despertar algo de interés en la sociedad caballa por el mundo del Toro.Como sería todo aquello que la tarde antes de su presentación en público se organizó un acto en el Melia Confort donde se presentaría en público el terno que el torero de Ceuta iba a estrenar para la ocasión.Llegó el momento de la verdad y el flamante torero de la Ciudad Autónoma triunfó ante sus paisanos no acompañado de Vilches y el hermano de Jesulín pues tal cartel no se pudo dar ya que se anunció la novillada un 4 de enero y las lluvias dejaron el ruedo como un pantano.Toreó varias ocasiones en la portátil que instalaron en La Marina e incluso casi un década después “El Bombero Torero” regresó a Ceuta y yo precisamente tuve la oportunidad de estar presente la última vez que este Espectáculo Cómico se presentó en la ciudad.Por entonces tenía cuatro años y en esa misma feria hubo una corrida de toros que contó con Espartaco y creo que uno de los Campuzano y Víctor Mendes o Emilio Múñoz.No lo puedo afirmar completamente.

Esos fueron los últimos festejos taurinos que se dieron en Ceuta y la pena es que muchos toreros nunca han estado allí y a lo mejor no irán a la ciudad,como es el caso de “Joselito”,Manuel Caballero, “El Tato” , Cristina Sánchez o José Tomás se retiraron sin haber toreado allí nunca.Una verdadera pena.El único torero que sé que ha estado por allí y no precisamente toreando ha sido “Finito de Córdoba” pues hay una foto de él en el restaurante “La Peña” ,siendo el único torero que aparece de entre las muchísimas fotografías de gente conocida que ha pasado por allí.
Y yo desde aquí reclamo un Coso Multiusos para la Ciudad Autónoma de Ceuta,que a través de un edificio así podría ver aumentada su oferta cultural y de ocio.Es más, por mucho que la gente vea en el espectáculo taurino algo desfasado y antiguo,apostar por la construcción de un recinto multiusos capaz de albergar festejos taurinos supone poco menos que apostar por el progreso.Allí no hay pistas de atletismo,hace mucho que no hay un gran teatro y por no haber,yo creo que ya no existe la única tienda de discos que aún quedaba en la ciudad en la galería comercial del Hotel La Muralla.
El Club Taurino de Ceuta ya no existe,tal y como pude ver la última vez que fui por allí.Me encontré con la entrada tapiada totalmente y de él sólo perdura el cartel que en la calle Álvarez daba cuenta de su existencia.Pero la cosa está en que en el fondo allí los toros interesan y sigue habiendo afición ya que es una ciudad donde conviven personas nacidas en todos los puntos de España que por una u otra cosa el destino hace que lleguen allí y de entre esas personas muchas de ellas son muy buenos aficionados.Mi buen amigo Hugo es uno de ellos,y me entristece que no pueda disfrutar allí de lo que ve por la península.Nos conocimos en el Unamuno cuando los dos estudiábamos en Málaga y claro al ver uno de Ceuta que era aficionado a los toros y a la caza por igual nos hicimos amigos y desde entonces las navidades cuando voy allí son diferentes desde que lo conozco pues o bien nos vamos a Marruecos a cazar o a su fábrica a torear de salón con los capotes que se compraron en lo de Patato.Porque la afición a veces tiene estas cosas…
Espero pronto que tanto él como su padre y los muchos aficionados de la ciudad puedan pronto ver hacer el paseíllo en Ceuta algún día.