Villacarrillo, epicentro de la afición taurina en Jaén

 

Villacarrillo fue el escenario este año del III Encuentro de Aficionados Taurinos de la Provincia de Jaén y el II Encuentro Hispano –Francés, que promueve la Federación Taurina de Jaén, ejerciendo la Peña Taurina “Sol y Sombra” de Villacarrillo como anfitriona, siendo coorganizadora junto con la entidad provincial.

Durante la jornada del sábado se celebró un amplio programa de actividades en el marco del Teatro Coliseo, iniciándose con el recorrido por  la exposición de cartelería taurina antigua propiedad del coleccionista Ángel Sonseca, de gran valor, mostrándose carteles de festejos taurinos del Siglo XIX junto con carteles de gran formato y otros históricos de por sí por lo que supusieron en su momento.

Tras la inauguración oficial por parte de las autoridades locales y provinciales, de la mano del presidente de la Federación Taurin de Jaén Lope Morales y del diputado Manuel Fernández Palomino tuvo lugar la  proyección de un amplio documental audiovisual de la tradición taurina de Villacarrillo, sirviendo de  epílogo a la jornada matinal.

Por la tarde se celebró un coloquio en torno a la tauromaquia desde el punto de vista ético y estético, destacando especialmente la participación Michel Vauzelle, Ex-Ministro de Justicia de Francia y uno de los principales impulsores para la declaración de los toros como Patrimonio Cultural Inmaterial en Francia. Junto a él intervinieron también los editores Vidal Pérez y Manuel Torres, quien a su vez es el Presidente de Honor de la Federación Taurina de Jaén, y el aficionado francés José Calabuig.


Por último,  se abordó el papel de las administraciones públicas y las asociaciones de aficionados en torno a la promoción de la fiesta de los toros. El periodista de Villacarrillo Javier Altarejos moderó un coloquio que contó con la participación del alcalde del municipio y a su vez Presidente de la Peña Taurina “Sol y Sombra” Francisco Miralles, Pedro Ledesma en representación del Patronato de Turismo y Tauromaquia de la Diputación de Badajoz y Jorge Fajardo, Presidente de UFTAE.

Francisco Miralles explicó los motivos que han llevado a Villacarrillo a organizar los festejos taurinos de forma directa a través de su Ayuntamiento y la enorme trascedencia que tuvo la pasada feria de 2018, viniendo a Villacarrillo corredores de toda España para participar expresamente en sus encierros,así como la expectación que generó la corrida de “Partido de Resina”. De forma espontánea Javier Altarejos y Francisco Miralles invitaron a la concejala de festejos de Villacarrillo, Paqui Hidalgo, a sumarse a la mesa.

Pedro Ledesma desgranó la labor que ha venido desarrollando el Patronato de Turismo y Tauromaquia de Badajoz desde su creación, haciendo posible que la fiesta de los toros llegue a prácticamente todos los municipios de la provincia, señalando especialmente los éxitos conseguidos por la Escuela Taurina de Badajoz en los últimos años llegando a sacar varias figuras del toreo.

Por su parte Jorge Fajardo puso de relevancia el trabajo que se realiza por parte de las entidades taurinas de aficionados frente a la pasividad de los propios profesionales del sector taurino así como ante la administración pública, desarrollando acciones fundamentales para que la fiesta se mantenga en lugares donde es atacada por motivos políticos.

Al término de la jornada Lope Morales, Manuel Torres y Antonio Luis Gómez impusieron a los participantes la insignia de la Federación Taurina de Jaén.

Y como colofón de este III Encuentro, el domingo tuvo lugar la fiesta campera en la finca “Puertolaca” de Santisteban del Puerto, donde pasta la ganadería de Sancho Dávila.

Casi doscientas personas se congregaron en la plaza de tientas para asistir a un tentadero que contó con la participación del matador de toros linarense Curro Díaz, quien tentó magistralmente dos eralas, así como el joven alumno aventajado de la Escuela de Jaén, Pedro Aparicio, que hizo lo propio con una añoja y que sorprendió a todos los aficionados presentes por las condiciones innatas e impropias de su edad – escasamente doce años- para realizar el toreo. Tuvieron oportunidad de salir “de tapia” los alumnos de la Escuela de Jaén Marcos Jesús Martínez, Currito Martínez y Alfonso Morales, así como los aficionados Juan Peco y Miguel Ángel Hidalgo.

El matador de toros linarense y director de la Escuela de Jaén, Curro Martínez, no quiso desaprovechar la oportunidad de recordar tiempos pasados y volvió a hacer disfrutar a los aficionados con su toreo.

 

Fotos: Juande Gómez / Francisco Miralles