IV Ciclo Taurino de la UJA Diego Rojano
La segunda.

Muy interesante la segunda jornada del Ciclo Taurino de la Universidad de Jaén en que se hizo un recorrido acerca de la figura del cirujano taurino desde diferentes ópticas.
El cirujano taurino es poco menos que una especialidad médica en peligro de extinción.No sólo eso.Es una rama de la medicina,la cirugía taurina,que en muchas ocasiones se desempeña en situaciones extremas.
Malos tiempos corren para quienes salvan vidas en las plazas de toros …o donde no hay plazas de toros pero sí toros de por medio pues no olvidemos que son muchos los pueblos de España donde se celebran festejos taurinos en mitad de la calle en condiciones infrahumanas.
La noche deparó muchas anécdotas,algunas agradables y otras no tanto.El Doctor Masegosa, de la Plaza de Albacete comentó como en una ocasión hubo de desempeñar su trabajo en el interior de una sacristía al no haber sitio mejor y encima,para poder intervenir en aquel lugar el herido hubo de ser introducido a duras penas a través de la ventana.Igualmente contó como en un pueblo de esos de Dios,un herido aprovechó su dolor para sacar dinero a diestro y siniestro arremetiendo frente al ayuntamiento, frente a la organización de la suelta y lo que es peor,frente al cirujano que tiempo atrás le salvó la vida y al que tiempo después hizo sentar en el banquillo de acusados en busca de un dinero …
Por otra parte el Doctor Fuentes, visiblemente emocionado en su intervención al recordar la figura de su padre que fue quien le brindó la ocasión y oportunidad de aficionarse a la Fiesta hizo un recorrido acerca de sus 25 años de profesión en las plazas de toros de nuestra provincia,dando lugar a todo tipo de historias.Me resultó muy llamativa la que contó acerca de la ocasión en que en la Plaza de Villacarrillo un toro llegó incluso a la enfermería tras saltar al callejón,viviendo momentos de angustia y pánico que le produjeron una caída desde donde estaba sentado provocándole un fuerte golpe en el cráneo que le dejó inconsciente y a merced del toro.Suerte hubo de salir “airoso”…
Mismamente recordó las dos intervenciones más trágicas en todo este tiempo:la cornada a Luis Fernández “Jocho II ” en Sabiote en el año 1988 y la que sufriera el novillero Francisco Garrido “Chiqui de Ronda” hace apenas dos temporadas en la Plaza de Navas de San Juan.
Hubo ocasión de ver más de 100 fotos e incluso un pequeño video,eso sí, casi nada desagradable pues no era plan de…y que llamó la atención de todos y causó cierta sensación,de ahí que no quedara nadie indiferente.En ese aspecto jugó un gran papel mi compañero y amigo Javier Altarejos, de Localia Jaén TV, el cual presentó y moderó el acto y que se ha pegado un trabajo intenso en la elaboración del power point que acompañó la charla-coloquio-conferencia, que ya no sabe uno exactamente que es lo que fue la cosa.
Me quedo con la siguiente conclusión: hay que ponerse las pilas en esto de la Medicina Taurina,pues puede llegar el día que no encontremos gente que quiera salvar la vida a quien se la juega ante un toro.Eso por un lado,por otro,reconozco que estos profesionales no siempre tienen la suerte de desarrollar su labor en las mejores condiciones y para colmo casi nunca se le reconoce nada.

Foto:Juanma Fernández